martes, 27 de mayo de 2008

SISTEMA ELECTRICO DEL AUTOMOVIL.

La instalación eléctrica del automóvil agrupa el conjunto de dispositivos que permiten el arranque, el encendido, así como las luces y la señalización del vehiculo.

El corazón de este sistema es la batería. Su función consiste en almacenar la energía eléctrica necesaria para el funcionamiento de estos elementos.

El equipo eléctrico del automóvil comprende —además del sistema de encendido en el caso de los motores de gasolina— la batería, el alternador, el motor de arranque, el sistema de luces y otros sistemas auxiliares como limpiaparabrisas o aire acondicionado, además del cableado o arnés correspondiente. La batería almacena energía para alimentar los diferentes sistemas eléctricos. Cuando el motor está en marcha, el alternador, movido por el cigüeñal, mantiene el nivel de carga de la batería.

A diferencia de un motor de vapor, un motor de gasolina o diesel debe empezar a girar antes de que pueda producirse la explosión. En los primeros automóviles había que arrancar el motor haciéndolo girar manualmente con una manivela. En la actualidad se usa un motor de arranque eléctrico que recibe corriente de la batería: cuando se activa la llave de contacto (switch), el motor de arranque genera una potencia muy elevada durante periodos de tiempo muy cortos.